Entrevista a José María Parro Blanco

José María Parro BlancoEntrevista a José María Parro Blanco, autor de La residencia coswort, primera parte de la trilogía La Fundación.

José María, con este libro se inicia tu segunda trilogía ¿A qué se debe tu predilección por este formato?

Aunque reconozco las ventajas de los libros digitales, el libro en papel tiene un encanto especial; sin embargo, para mí, los volúmenes excesivamente gruesos hacen que ese encanto disminuya por la dificultad de manejo. Por tanto, procuro que los ejemplares sean manejables.

¿Se podrían leer los libros de esta trilogía de forma independiente entre ellos o es necesario seguir un orden preestablecido a la hora de entrar en La fundación?

La secuenciación literaria tiene distintos avances temporales, me temo que se necesita de una lectura lineal global; incluso me atrevería a decir, que es necesario embeberse en cada capítulo, de lo contrario el bagaje de acciones y su encadenamiento dejaría demasiadas lagunas.

¿Qué tiene de innovación esta novela con respecto a las anteriores que has publicado?

Es una novela de corte policiaco, en concepto, totalmente diferente a todo lo anterior, pero posee connotaciones actuales y futuristas.

¿Cuál es la esencia que permanece en todas tus novelas y que también está presente en La fundación?

La condición humana. La ambición, el poder, el dinero, el amor, el odio… (el bien y su contraposición: el mal).

Tus anteriores libros están entre la novela histórica y la ciencia ficción, ¿por qué ahora una novela policiaca?

Una forma de demostrarme a mí mismo que era capaz de escribir géneros tan distintos (faltan por editar ejemplares de otras categorías, de crítica social, política,…)

La residencia Coswort

¿Qué tiene de característico el personaje del comisario malagueño Elías Aguirre, que le hace único dentro de este género literario?

Elías Aguirre no es un super agente al uso cinematográfico, pero su trabajo, la suerte y la política, encadenan una serie de acontecimientos que le aportan renombre.

Este libro, ¿pone de manifiesto alguna denuncia social velada o la mezcla de la mafia rusa, un comisario «malagueño», una residencia de ancianos, etc. son solo instrumentos entreverados que facilitan tu forma de expresión?

Nada en lo escrito es velado, la supuesta segunda intención es evidenciada en la enunciación directa:

Desde las maquinaciones y connivencias de las distintas mafias.

Las ventas fraudulentas de armas (si es que hay alguna que no lo sea).

La desesperanza de una vida y una vejez desatendida, a falta de personal, basada en el sentido empresarial del beneficio, en el mantenimiento de ratios mínimos de atención, en lugar de perseguir el pleno bienestar en las necesidades de los mayores.

Y sobre todas ellas, las grandes fortunas o grupos de presión que dirigen extraoficialmente las políticas de los países, convirtiendo a sus cargos electos en meros títeres y a los ciudadanos en meros números.

¿Qué esperas que el lector encuentre dentro de La Fundación?

El atractivo suficiente para que las ganas de seguir leyendo le inciten a ello. Si además el lector desde su prisma extrapola líneas de pensamiento o de meditación mejor que mejor.

¿Qué te ha aportado a ti la escritura de este libro? ¿Qué es lo que te mueve a seguir escribiendo?

Siempre que se termina una obra es un motivo de orgullo personal. No obstante, el saber que ante su publicación, lectores de diferentes enfoques coinciden en la lectura y aceptación de la novela es una satisfacción.

¿Qué importancia le das a la imaginación y al tesón para un escritor? ¿Crees que hay un oficio de escritor?

Ambas virtudes, por lo general, son imprescindibles en el mundo de la novela. Por supuesto, toda actividad humana es viable para derivar en un oficio, depende de las cualidades y la eficacia de quien lo intente. Los escritores innatos son pocos.

 

Consulta nuestro catálogo de publicaciones.

Entrevista a José María Parro Blanco
4.8 (96%) 5 votos
Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *