Entrevista a Jesús A. Ávila García, autor de «Guerras A-D»

Jesús A. ÁvilaEntrevista a Jesús A. Ávila García, autor de «Guerras A-D«

¿Cuándo empezaste a escribir? ¿Quién o qué te inspiró a hacerlo?

A escribir relatos como tal comencé en la adolescencia, pero desde niño me gustó hacer historias, hacía pequeñas viñetas y dibujos con aventuras nuevas de mis personajes favoritos de los dibujos animados que veía por televisión. Siempre tuve mucha imaginación y con frecuencia soñaba despierto pensando en mí mismo teniendo aventuras, incluso haciendo las tareas más simples como ordenar mi habitación o caminar por un parque. Fue hasta los 15 años, cuando comenzó mi vicio de leer novelas de ficción, que regresó la curiosidad de volver a crear mis propias historias y con mis propios personajes.

¿Por qué esta obra? ¿Qué te propones con ella?

Tengo dos objetivos principales con esta obra. El primero es compartir esta serie de aventuras que rondaban en mi cabeza desde que tengo 16 años. Compartiendo un poco de la historia, esta novela la comencé a escribir cuando tenía 16 (tengo 37 ahora, así que literalmente la comencé hace más de 20 años). Aunque tenía en mente la mayoría de la trama y el final, la dejé a la mitad, la olvidé y permaneció inconclusa por 15 años. La retomé porque encontré el archivo por casualidad al estar respaldando mi información. Mis habilidades de escritura a los 16 años no estaban muy desarrolladas, así que tuve que reescribirla de nuevo y después concluirla. El segundo objetivo es compartir una historia que se aleje de los elementos comunes de la fantasía. La novela tiene elementos que el lector reconocerá, pero no hay criaturas fantásticas como dragones o elfos, no hay magos u otros elementos de ese tipo que son muy usados en las novelas de fantasía. Todo ocurre en un mundo nuevo que estoy seguro les gustará.

¿Qué se va a encontrar el lector en esta obra?

Una aventura diferente y original, personajes variados con los que se podrá identificar y que acompañará mientras crecen y maduran. Leerá escenas con mucha acción y llegará a un mundo completamente nuevo que irá descubriendo conforme avanza la historia y se desenvuelve la trama.

¿Qué recomendarías al lector antes de comenzar a navegar por las páginas de esta obra?

Solo que se prepare para hacer volar su imaginación. La historia fluye de manera rápida y sin darse cuenta habrá avanzado varias páginas, porque querrá saber qué ocurrirá con los personajes y qué cosas hay por descubrir en el mundo de Primon.

¿Qué nos puede aportar la lectura de Guerras A-D?

La historia trata sobre la responsabilidad que muchas veces cae sobre nosotros y que quizá no tuvimos la opción de evadir; la madurez que todos debemos enfrentar tarde o temprano. Los personajes aprenden a convivir y hacer equipo con personas que tal vez no les agradan en primera instancia, y se verán separados de su hogar para vivir en un lugar nuevo y desconocido, lo que puede ser intimidante o hasta aterrador. También se muestra la importancia de la preparación, del esfuerzo, del entrenamiento y del trabajo en equipo, además de la fuerza que se puede obtener a través de la amistad, al aceptar y enfrentar las dificultades que se nos presentan en compañía de gente que apreciamos.

¿Qué escritor o escritores te han inspirado más como lector y por qué?Guerras A-D

El primer escritor que me inspiró fue Isaac Asimov. De hecho, mi hábito de la lectura comenzó porque un familiar me regaló un libro de Asimov, y me gustó tanto que al acabarlo fui a la biblioteca de la escuela y leí todos los libros que encontré de él. Guerras A-D en particular tiene mucho de su estilo, porque es fácil de leer y con descripciones no tan específicas, de manera que el lector pueda hacerse una imagen en la cabeza, sin llegar a saturarse con demasiados detalles. José Saramago es quien podría considerar mi escritor favorito, sus historias rebozan de creatividad y hasta ahora es el único de dos autores que me han hecho reír en voz alta leyendo un libro (el otro fue Miguel de Cervantes con El Quijote). Hoy en día leo de todos los géneros, otros de mis otros escritores favoritos son: Stephen King, Haruki Murakami, Xavier Villaurrutia, Dean Koontz, Orson Scott Card, Pablo Neruda, Ayn Rand, Andre Aciman.

¿Cómo surgió la idea de escribir sobre el mundo de Primon y los guardianes de las esferas de luz?

La primera idea como tal surgió de un sueño que tuve, en el que tenía alas en la espalda y tenía poderes como los que se ven en un anime japonés. Me pareció interesante que hubiera un mundo muy diferente al nuestro, donde todas las cosas funcionaran con una sola fuente de energía con la que pudiera haber personas que tuvieran poderes especiales. Después pensé en qué ciudades podría tener ese mundo y cómo podría aprovechar que eran de mi propia creación para imaginarlas de manera que fueran casi imposibles de construir en la vida real. Pieza a pieza fui creando Primon, y luego se me ocurrió que, para tener guardianes, necesitaban tener una fuerza maligna a la cual combatir y algo para proteger. Y como hacía de niño, me usé a mí mismo como personaje para esas aventuras.

¿Dónde te has inspirado para crear a Jessav?

Jessav está muy basado en mi propia persona cuando tenía 16 años de edad, saliendo de la adolescencia para pasar a la adultez. Muchos de los miedos e inseguridades que tenía a esa edad, están reflejados en Jessav y en cómo enfrenta las situaciones que se le presentan en la historia. Su sentido del humor, sus expresiones y la manera cómo ve el mundo, son un reflejo de lo que yo mismo hacía y veía a esa edad. La mayoría de los amigos de Jessav en Guerras A-D, están basados en mis propios amigos a esa edad, muchos con los cuales sigo teniendo contacto hasta la fecha.

¿Qué nos contarías de la guerra de ángeles y demonios?

Es mi propia versión de la lucha del bien contra el mal. Creé a los enemigos para tener una razón de ser de los guardianes, y mi lógica fue que, si los buenos parecían ángeles, los malos tenían que parecer demonios. Después me llegaron ideas de cómo hacerlos espeluznantes, de diferentes formas y tipos, de manera que los guardianes tuvieran más reto al momento de enfrentarlos.

¿Qué nos puedes contar de los priis?

Al inicio pensé en que fueran príncipes o princesas que vivieran en los palacios de las ciudades, pero me pareció demasiado trillado. Quería que fueran parte de los guardianes, que no fuera un papel heredado sino asignado (igual que los ángeles) y que también tuvieran que entrenar y participar en la lucha. Inventé la palabra prii para que los lectores no se imaginaran a los típicos personajes de las historias encerrados en su castillo, lo que seguramente habría ocurrido si describía el rol como príncipes o princesas de Primon. Usé una palabra que se parece, prii, para que conservara un poco del toque de realeza, como representantes y portadores del poder de las esferas de luz de Primon.

¿Qué método utilizas a la hora de escribir?

Uso uno similar para relatos cortos y para novelas, aunque obviamente una novela requiere mucho más trabajo. Normalmente tengo mucho de la trama en mente, al menos los eventos generales y muchas veces el final. Hago un listado de los eventos que quiero que sucedan, los personajes que aparecerán y literalmente hago una lista de eventos, punto por punto y a grandes rasgos, que después desarrollo agregando detalles que se me van ocurriendo. Primero escribía sin una guía clara y demoraba mucho, sentía que iba caminando por la obscuridad sin rumbo. El método de hacer la lista de eventos de la trama se me ocurrió cuando estaba escribiendo el clímax de Guerras A-D; eran muchos eventos sucediendo al mismo tiempo, con varios personajes, en diferentes lugares, por lo que se me hizo imposible llevar un orden escribiendo a ciegas. Listar y ordenar los puntos de la historia me facilitó bastante el trabajo, y de hecho hizo que escribiera más rápido, sin darme cuenta había terminado la novela. Sigo usando ese método hasta la fecha.

Valora cómo ha sido tu experiencia con editorial Calíope.

El equipo de Calíope ha sido muy amable y profesional durante todo el proceso. Respondieron todas mis dudas y me apoyaron cuando lo necesité. Un ejemplo concreto fue que la portada del libro la tenía pensada desde que inicié a escribir la historia hace más de 20 años, y quería un diseño tan específico que Calíope me recomendó usar un diseñador, que ellos mismos me ayudaron a contactar para encargarle el trabajo. Estoy muy feliz de haber trabajado con ellos para hacer realidad mi sueño de publicar mi primera novela de fantasía.

 

 

Consulta nuestro catálogo de publicaciones.

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *